martes, 15 de septiembre de 2015

La importancia del logopeda en la residencia de ancianos

Existe una alteración muy peligrosa que afecta a personas mayores sanas  y con problemas neurológicos que puede  pasar desapercibida. Se trata de la DISFAGIA OROFARÍNGEA.

La Disfagia Orofaríngea es una alteración en el proceso deglutorio que produce un aumento de los atragantamientos en las comidas. Este incremento en la frecuencia de atragantamientos da lugar a que aparezca neumonía aspirativa. Esta es una patología muy peligrosa, ya que se ha demostrado mediante estudios que es la principal causa de muerte en personas frágiles con disfagia, y es la tercera causa de muerte en personas mayores de 85 años (Almirall, 2007; Barroso, 2009).  Además, este problema no solo afecta a personas con alteraciones neurológicas, sino que a medida que la edad avanza puede aparecer la presbifagia, que es la disfagia propia de la edad. 




Esta alteración puede llegar a pasar desapercibida, ya sea porque no se le dé importancia a la tos durante las comidas, o porque no se produzca tos en la aspiración. En estos casos, la alteración se puede confundir con un proceso gripal puesto que se dan picos febriles en el anciano, cambio en la coloración, malestar, cansancio, aumento de la mucosidad espesa, y otros síntomas de gripe común.

Desde la logopedia, la disfagia tiene solución. Por ello, resulta de vital importancia el papel del Logopeda en las residencias de ancianos, ya que, mediante la evaluación e intervención en esta alteración, podemos prolongar la esperanza de vida de las personas mayores. 

Además, el Logopeda puede aportar otra serie de beneficios a los residentes; incluyendo talleres grupales de estimulación del lenguaje y la comunicación, talleres de estimulación sensorial para  preservar el olfato y el gusto, talleres de mecánica deglutoria para prevenir la disfagia, así como sesiones individuales para aquellas personas que precisen de un tratamiento más específico.

Para más información acerca de la disfagia u otras dudas, no dude en ponerse en contacto conmigo. 




Bibliografía:
Mateu Cabré, J.A; Clavé, P . (29 Septiembre 2007). Neumonía aspirativa. Medicina Clínica, 129, 424 - 432. Julia Barroso. (Noviembre 2009). Disfagia orofaríngea y broncoaspiración. Geriatría y gerontología, 44, 22 - 28. 

Sánchez Peláez, M.V (2015). Disfagia orofaringea en el anciano hospitalizado: prevalencia, métodos diagnósticos y cuidados de enfermería. Nuberos Científica, 2, 49 - 56. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario