jueves, 17 de septiembre de 2015

Las consecuencias de la respiración oral en la formación del cráneo

Respiración, formación del tracto oral, alteraciones de la ATM


 Click sobre la imagen para ver el vídeo
Click en la imagen para reproducir el vídeo



          La respiración oral precisa de una posición más baja de la lengua, de manera que esta no cubre el espacio del paladar y este se estrecha por la presión de las paredes laterales del vestíbulo oral. El resultado es lo que se conoce como paladar ojival, que es más estrecho de lo normal y tiene forma de "V" en lugar de forma de "U".
          La nueva posición del paladar da lugar a que la lengua no llegue a contactar con él en la deglución, y en su lugar se produce un apoyo lateral sobre los dientes (deglución atípica). Este apoyo lateral impide que las arcadas laterales contacten correctamente, por lo que para compensar esta distancia a la hora de cortar la comida, los incisivos modifican su posición y tamaño, dando lugar a una deformación de la arcada dentaria inferior.
          Esta nueva posición de los dientes influye en la posición del cóndilo de la ATM, empujándolo y llevándolo hacia atrás, de manera que se desplaza de su posición de reposo sobre el disco y contacta directamente sobre el hueso temporal. Esto puede dar lugar a dolores de cabeza, además de un incómodo "click" que el sujeto escucha al abrir y cerrar la boca, consecuencia del movimiento del disco.
          Las modificación de la ATM puede producir bruxismo, por lo que los dientes pierden la forma, reducen su tamaño. Esto, a la larga, degenera la ATM aún más, de manera que el disco ya no se mueve y queda atrapado entre el cóndilo y el hueso temporal. El "click" de abrir y cerrar la mandíbula desaparece, pero la apertura bucal se limita.
          Como consecuencia de la respiración oral, la lengua modifica su posición, quedando más baja y retrayéndose hacia la faringe, de manera que el conducto queda limitado para la respiración. Para compensar, se tiende a colocar la cabeza hacia adelante, produciéndose una posición del cuello inadecuada que produce tensión en los músculos, generando dolor en el cuello y la espalda.

          Estos cambios derivados de la respiración oral son más rápidos y notables en niños puesto que su estructura ósea aún está en formación. Por lo tanto, es imprescindible mantener la higiene de las vías respiratorias, además de cuidar de los problemas respiratorios que se produzcan, ya sea por alergias, catarros recurrentes u otras causas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario